martes, 1 de abril de 2014

Pero dejé de pisarle
los talones a la vida,
de imaginarla menos
de lo que ella me
imagina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario