lunes, 24 de marzo de 2014

Soy una duda. Una duda 
en tu nombre. Una duda 
a la hora de irme. Todos mis trayectos 
los encuentro en tu espalda: 
El camino a tu cintura, la barranca 
hacia tus pechos. Cada vértebra es un paso 
que danza hasta el final. Y he de andar. 
Andarlos. Andarte. 
Sin perder la duda de ser yo 
el final y la partida.


(Escrito con Teresa Flores)

No hay comentarios:

Publicar un comentario