lunes, 10 de marzo de 2014

No tenemos nada
que reprocharle
al mundo
y nunca lo haremos
Me levanta la noche
si me piensas
Y cuando tú duermes
al otro lado
yo soleo.

2 comentarios:

samsa dijo...

¿te pasará a ti, que tienes tantas palabras, tan dulcemente ordenadas, que a veces no te sirvan para decir?
me encantó este poema.
sin más palabras.
beso.

Ana Jimena Sánchez dijo...

Me pasa, sí. A veces las palabras sólo quieren mirar. Entonces, si no me sirven a mí para decir, que les sirva yo a ellas para mirar.
Pienso.
Besos.

Publicar un comentario