lunes, 3 de marzo de 2014

No recuerdo una fiebre
como ésta
de amanecer sudando
porque amanezca
y que
entre todo lo que muere
nos queramos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario