miércoles, 19 de marzo de 2014

Esta espera no es calmosa.
No es lenta tampoco.
Me levanto a diario temprano.
Riego las plantas. Salgo y subo
la cuesta. Limpio con el sol.
Las calles. Parto fruta. Me desnudo
y visto. Hablo con la gente.
Entre las horas. Muerdo. Busco
música. Compongo esquinas
en imágenes mentales. Detengo.
Repaso las nubes. Me dejo
distraer. Como. Bebo. Abro la boca
inmensa en aire. Te sujeto
en un verso. Mientras te espero
te tejo un paraíso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario