martes, 25 de febrero de 2014

Qué sutil vocablo
el que te asoma entre la espesura
y cuelga tus frutas frente
a mi puerta.
Y aunque no he de temer
igual yo temo
sentir
esa palabra
en la punta de mi lengua.


(Texto escrito con Estela Antín)

No hay comentarios:

Publicar un comentario