jueves, 6 de febrero de 2014

Con tal de recoger
las horas del día
que quedan tiradas,
me digo a mí misma
que te tengo, que me
perteneces, que si no es
mi boca será la tristeza
y que al abrir la puerta
estarás ahí,
aunque sepa
que es mentira.

No hay comentarios:

Publicar un comentario