viernes, 24 de enero de 2014

Por mí puedes, amor, perderte;
guardarte en escondites; reprocharle
al verbo; marchitarte, incluso.
Yo me quedo satisfecha sabiendo
que en mi corazón siempre has nacido.

2 comentarios:

alephamour dijo...

Wow!! Mas que sentido, anhelante, reparador, misterioso, retador y, como es costumbre en tu lengua y pensamiento, profundamente poético y sensual... Una fortuna encontrarme de bruces con que existes... JL

Ana Jimena Sánchez dijo...

Fortuna la mía, Jussefino. Tenéis mi cariño desmesurado ya ganado, Sir Caballero.

Publicar un comentario