martes, 21 de enero de 2014

Cierto es
que no pensaba en nada;
tenía la mente en blanco
Pero sentía tu latido
como si estuviera
en mi boca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario