martes, 8 de octubre de 2013

No puedo dormir
sin antes haberte escrito algo
Mínimo, torpe,
cansado; no
importa; el simple acto
de escribirte ya es como si
durmiera contigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario