martes, 30 de octubre de 2012

Me alegra haber dejado de recordarte,
ahora el jardín de tu nombre
se riega solo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario