domingo, 5 de febrero de 2012

Y cuando pienso en lo que voy a escribirte,
me doy cuenta, en ese instante, de que,
sin haber terminado de trazar las palabras,
ya las recibiste
Y ya se pasearon por tu boca
Y ya te tocaron la lengua
Entonces elijo, mejor, borrar todas esas letras a medias
para dejar lugar a tu respuesta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario