martes, 21 de febrero de 2012

En tu ojo se detuvo un pájaro que olía a fresas,
te mordió la pupila
y comenzaste a beberte todos tus recuerdos,
de las pestañas a la boca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario